sábado, 27 de febrero de 2010

viernes, 26 de febrero de 2010

santiago


coincidimos en el parque, fente a la casa. cómo soslayar la felicidad de un niño que encuentra compañía en un perro. me llamo santiago, me dijo. después de la foto, siguió conversando con pillí, su mascota. yo me fui no no se adónde, salpicado de inocencia feliz.

martes, 23 de febrero de 2010

sábado, 20 de febrero de 2010

este es el choky


camarada contemporáneo. lo miré esta mañana, intentó decirme algo. se fue de paso.

lunes, 15 de febrero de 2010

capturar la nostalgia


por lo que aun puede ser. (cs)

y salir




digamos que es salirle a la vida, encontrar los vestigios de una noche de viernes, abordar al camarada, saber que los alambres limitan la mirada hacia el paisaje externo. (cs)

jueves, 11 de febrero de 2010

obra negra




uno de los obreros me sugirió que le dejara peinarse antes de hacer la foto. (cs)

miércoles, 10 de febrero de 2010

arder la tarde



sentir los colores en el pecho.(cs)

martes, 9 de febrero de 2010

susurro


Descansa. La noche es pulcra. Tiene tu nombre,cae en mí: sereno.(cs)

viernes, 5 de febrero de 2010

desde allá


la fotografía describe. no me enredo en intentar hacerlo. está dicho. sólo diré que le pregunté si podía hacerle una foto. todo bien, respondió. y aquí está. desde una celda. (cs)

jueves, 4 de febrero de 2010

latidos como hélices


ayer sentí agitarse mi pecho. esuché un ruido intenso y no era normal. me asomé al patio de la casa de la cuca. era un avión que volaba bajito bajito. recordé que por la mañana miré un helicóptero también volar muy bajito. pensé de inmediato en bagdad. y el miedo que deben vivir sus habitantes. acá la violencia aun no baja desde esas máquinas. la violencia es una fiesta que termina antes de la media noche, con un montón de cadáveres adolescentes-jóvenes. (cs)

miércoles, 3 de febrero de 2010

martes, 2 de febrero de 2010

a pie



cotidianamente deambulamos la ciudad dentro de una caja que es el carro. el aire es necesario en el cuerpo. me deslizo entonces por las calles con la cámara entre los dedos. y disparar sin titubear.